3 Reglas para un desayuno que te ayuda a perder peso

desayuno

Descubre como hacer un desayuno para perder peso

Uno de los puntos principales a la hora de perder peso es cuidar nuestro desayuno

Siempre se ha dicho que el desayuno es la comida principal del día, y los estudios así lo demuestran.

A la hora de perder peso, lo más importante que tenemos que hacer es adoptar un estilo de vida que nos permita resultados permanentes y que incluya el comer mejor y hacer algo más de ejercicio.

Y resulta que una de las mejores maneras de comer mejor es empezar con un sabroso y nutritivo desayuno.

Según se desprende de muchos estudios, con el desayuno se activa el metabolismo, lo que significa que nos va a ser más fácil lograr nuestro esfuerzo de perder peso ya que aprovechamos todos los nutrientes y la energía de nuestra comida, en vez de acumularla como grasa.

3 Reglas para perder peso con el desayuno

Si queremos aprovechar al máximo los beneficios del desayuno para perder peso, tenemos que tener en cuenta los siguientes aspectos, para evitar precisamente lo contrario a lo que pretendemos y engordar.

Come lo antes posible después de levantarte

Los estudios han encontrado que comer el desayuno mantiene el metabolismo acelerado, así que asegurate de comer dentro de 30-60 minutos después de levantarte para aprovechar al máximo el potencial para quemar grasa de tu cuerpo.

Además, empezar el día con energía, nos ayuda a evitar que tengamos que andar picando a media mañana porque nos empieza a entrar el hambre, y así no comemos en exceso .

Si la idea de comer algo que temprano por la mañana te revuelve el estómago, trate de tomar un zumo o tomando su desayuno con un sabroso batido verde.

Añade proteínas a tu desayuno

Un  desayuno tiene que ser rico en proteínas, como por ejemplo huevos o yogur griego para evitar la sensación de hambre, lo que ayuda a comer menos y finalmente perder peso.

Un estudio encontró que las mujeres que comían desayunos con huevo  perdieron el doble de peso  que las mujeres que comenzaron sus días con los panecillos.

La proteína en los huevos aumenta la saciedad y disminuye el hambre, que le ayuda a comer menos calorías durante el día.

Cualquier otra opción de desayuno rico en proteínas también es una buena forma de  sentirte lleno y econ energía durante todo el día, ya que las proteínas se digieren más lentamente que otros alimentos.

Añade un plátano a tu desayuno

El consumo de almidón resistente, al igual que la fibra, que encontramos en plátanos, legumbres, pasta o patatas cocidas nos ayuda a desarrollar una flora intestinal que mejora la digestión haciendo que el cuerpo tienda a utilizar la grasa para obtener energía.

Además el almidón favorece la evacuación del intestino, nos ayuda a sentirnos más saciados y que no tengamos tantas ganas de comer, con lo que reducimos la ingestión de los alimentos.

Sigue estos consejos y lograrás perder peso fácilmente al tiempo que disfrutas de un delicioso y nutritivo desayuno.

Un pensamiento en “3 Reglas para un desayuno que te ayuda a perder peso

  1. Pingback: ¿Por qué no logro perder peso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *