8 secretos para adelgazar de forma natural

adelgazar

Para adelgazar lo mejor es disfrutar de nuestra comida

Mientras unos tienen problemas para adelgazar otros comen lo que les apetece sin engordar un gramo.

Sin embargo con estos sencillos secretos de la gente delgada tu también podrás adelgazar de forma natural.

Existen ciertas lecciones que podemos extraer de las diferencias entre la gente que es naturalmente delgada y los que tenemos problemas para mantener nuestro peso.

De estas diferencias deducimos los secretos de la gente delgada y los podemos aplicar a nuestra vida para adelgazar de forma natural.

Secretos para adelgazar de forma natural

Estos son las claves que hacen que exista gente delgada sin que hagan nada especial ni se preocupen por adelgazar ni por lo que comen.

la gente delgada disfruta de la comida

La forma en que ve la comida la gente delgada difiere mucho de lo que el resto de las personas consideramos como el placer culinario.

La gente delgada disfruta del sabor de la comida y saborea cada bocado, come despacio y cuando se siente satisfecho deja los cubiertos en la mesa y paga la cuenta.

Las personas normales encuentran la satisfacción en comer hasta hartarse dejando los platos limpios y marchando para casa con una sensación de saciedad.

Este es la primera diferencia, aplícala en tu vida para adelgazar. No cuesta mucho y es una de las claves más importantes.

>>>Sescubre aquí ciertos alimentos sorprendentes que estimulan tu metabolismo para tener un vientre plano

La percepción del hambre

Para la gente delgada comer no es una prioridad, mientras que el resto lo vemos como una enfermedad que necesita ser curada rápidamente.

Esto hace que mucha gente devore sus alimentos como si en ello fuera su vida.

Para corregir esto y adelgazar de forma natural necesitamos acercarnos a la comida con otro enfoque, en los países civilizados nadie se muere de hambre y comer un poco más tarde no va a hacer que enfermamos.

Trata de retrasar la satisfacción del hambre unas horas para acostumbrarte a que comemos para vivir, no vivimos para comer.

Entender este concepto es otra de las claves importantes que te ayudarán a adelgazar.

Comer para aliviar la tristeza

Mucha gente no consigue adelgazar simplemente porque cuando las cosas no van bien, están tristes o los deja su pareja empiezan a comer como si los alimentos pudieran llenar el hueco y darnos cierta alegría.

Las personas delgadas no son inmunes a la tristeza ni al desencanto, pero no recurren a hartarse de chocolate cada vez que están tristes.

Comer más fruta

Hay estudios que demuestran que las personas delgadas comen más frutas y fibra, al tiempo que ingieren menos grasa.

qyg-468x60-5

De esto podemos extraer la lección de que si queremos adelgazar nos vendrá bien imitar a la gente delgada en este punto, e empezar a añadir más frutas y verduras en nuestras comidas.

Esto puede resultar fácil si aplicas lo que encontrarás en este enlace: Comidas Adelgazantes

La gente delgada son gente de costumbres

Según los nutricionistas, una dieta demasiado variada invita a comer en exceso debido a que la gente se deja seducir por los nuevos sabores y texturas, y así es imposible adelgazar.

La gente delgada tienen las comidas más planificadas y así evitan la tentación de comer demasiado. Además otra buena costumbre que tienen es que respetan los horarios de las comidas.

Autocontrol

Todo indica que las personas más moderadas tienen índices de masa corporal más bajos.

Parece ser que uno de los enemigos para adelgazar es tener una personalidad desinhibida, según varios estudios.

La gente delgada suele ser más activa

Una de las claves para adelgazar es el grado de actividad que tenemos en nuestras actividades diarias.

Mucha gente se pasa mucho tiempo sentada en su trabajo, aunque el cansancio con el que llegan a casa después de un día duro les hace creer que estuvieron moviéndose todo el día.

Para adelgazar se recomienda hacer ejercicio cardio vascular todos los días por lo menos 30 minutos y adoptar hábitos más activos, como subir andando en vez de coger el ascensor o ir andando al trabajo.

La gente delgada suele dormir bien

Si no duermes bien es difícil que consigas adelgazar.

La falta de sueño reduce los niveles de hormonas supresoras del apetito como la leptina y estimula los de hormonas que inducen el apetito como la hormona grelina.

En consecuencia no dormir lo suficiente lleva a comer en exceso, lo que lógicamente no te permite adelgazar todo lo que quisieras.

Un buen sueño ayuda además a metabolizar mejor los alimentos al dar un descanso al organismo y ayuda a una mejor digestión.

Todos estos consejos están probados y miles de personas naturalmente delgadas pueden certificar que incorporan estos hábitos en su vida, aunque no sean conscientes de ello.

Imitarlos en estos hábitos es una buena apuesta para conseguir por fin adelgazar

La Dieta de 3 Semanas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *