Cómo dejar de comer por ansiedad

comer por ansiedad

La vida moderna nos lleva a y así ganamos peso

Si alguna vez has anhelado comer por ansiedad helado, chocolate u otros alimentos cargados de calorías después de un día agotador, usted no está solo.

Muchas personas buscan comer por ansiedad este tipo de alimentos no sólo por su sabor, sino porque también aliviar los efectos de la ansiedad crónica.

Aunque la obtención de una nueva porción de pizza puede hacerle sentir mejor inmediatamente, comer por ansiedad tiene importantes efectos secundarios a largo plazo tales como la obesidad, diabetes y enfermedades del corazón.

La causa de comer sin ni siquiera darnos cuenta es el estrés

Qué es el estrés y por que nos hace comer por ansiedad

En las situaciones de peligro, el cerebro envía una señal a su cuerpo para que se prepare para una posible acción.

El cuerpo entonces produce una hormona llamada cortisol que  ayuda a responder al peligro mediante la elevación de la frecuencia cardíaca, lo que acelera su metabolismo y te pone más alerta.

Esto se conoce como la “lucha o huida”.

Normalmente, cuando el cortisol llega de nuevo a nuestro cerebro se envía al cuerpo una señal para que deje de producir cortisol, pues el peligro ha terminado y entonces podemos volver a relajarnos.

Si nos enfrentamos a situaciones de peligro de forma continua el organismo estará produciendo cortisol de manera continuada.

Esto tiene el efecto de que permanecemos entonces en un estado permanente de alerta y nerviosismo. Este es el origen del estrés.

Influencia del estrés en comer por ansiedad

En este estado de estrés, es decir de constante sensación de alerta y nerviosismo el cuerpo activa de forma automática sistemas de defensa.

Uno de estos nos lleva a consumir  alimentos cargados de calorías y grasa y a almacenarlos para tener energía en caso de que necesitemos llevar a cabo alguna acción como huir.

qyg-468x60-5

<<Descubre como puedes frenar las comidas por impulso, los excesos y las comidas nocturnas>>

Al aumentar la grasa en la sangre el cerebro cesa la producción de cortisol y entonces somos capaces de relajarnos de nuevo.

En consecuencia comemos para poder relajarnos del estrés que padecemos.

Esto, desde luego tiene las desastrosa consecuencias que todos conocemos para nuestra salud y nuestro peso.
Como podemos evitar comer por ansiedad

La respuesta pasa obligatoriamente por reducir el estrés y la forma más sencilla es practicar físico, hacer meditación y utilizar técnicas de relajación y respiración para mantenernos tranquilos y evitar que se produzca cortisol.

Otras cosas que nos pueden ayudar es dormir lo suficiente pues permite que el organismo se relaje.

La medicación  también pueden ayudar a aliviar los síntomas del estrés con lo que evita que comamos por ansiedad, aunque debemos consultar al médico antes de tomar ningún tipo de medicamento.

Habitos saludables como comer siempre en el mismo sito, mejor en el comedor, bien sentado a la mesa, nunca de pie ni viendo la televisión y desde luego NUNCA en el sofá.

Son consejos fáciles que te ayudarán a dejar de comer por ansiedad

Ejercicio cardiovascular regular es particularmente útil para, el manejo del estrés, la  depresión y la ansiedad.

También ayuda a relajarnos al elevar la temperatura del organismo y al producir endorfinas que son unas sustancias químicas que segrega el cerebro produciendo bienestar.

Además el ejercicio ayuda a quemar calorías, y a sentir mayor autoestima, lo que evita que caigamos en la tentación de comer por ansiedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *