Como evitar los malos hábitos alimenticios

hábitos

Ciertos hábitos como beber vino favorecen que engordemos

Nuestros hábitos alimenticios son los responsables últimos de nuestro peso.

Es por ello que si quieres perder peso necesitas cambiar esos hábitos alimenticios que no te funcionan por otros más saludables.

Invertimos mucho tiempo tratando de perder peso, pero nunca lo conseguiremos si seguimos manteniendo los mismos hábitos que son la causa de nuestro exceso de peso.

Como eliminar nuestros malos hábitos alimenticios

Aunque no lo creas cambiar estos malos hábitos alimenticios de tu vida te va a ayudar más a perder peso que seguir complicadas e inútiles dietas de moda

Utilizar edulcorantes artificiales en todo

Nos han llevado a creer que con tal de evitar el azúcar no consumiremos exceso de calorías y no ganaremos peso, pero esto es un grave error.

Consumir sustitutos artificiales del azúcar es un mal hábito que nos puede conducir a la obesidad, diabetes tipo 2 y a los mismos problemas de salud asociados al consumo de azúcar.

Ya lo sabes para perder peso trata de usar un poco menos de azúcar en tus comidas, café, refrescos o sustitúyelo por miel, stevia o otro néctar natural.

Consumir vino por las noches

Si bien este es uno de los hábitos sociales más extendidos, el consumo de alcohol nos aporta gran cantidad de calorías por lo que es causa segura de algunos de nuestros kilos de más.

Esta es una de los hábitos más fáciles de evitar, pero si te gusta beber vino y disfrutar de sus muchas y notables beneficios para la salud sin añadir calorías de más a tu dieta, procura beber con moderación.

Si bebes vino por estrés puedes probar alguna de estas soluciones.

Exceso de sal antes de que el sabor

Consumir sal en exceso es otro de los hábitos que nos hacen engordar.

Se utiliza para enmascarar los sabores de los alimentos, y en realidad las personas necesitamos una dosis mínima de este condimento para una vida saludaable.

Además es uno de los hábitos más difícil evitar debido al exceso de sal presente tanto en los alimentos enlatados, comida rápida y en otros condimentos.Para reducir la sal en las comidas podemos sustituirla por otros condimentos y especias más saludables como otras hierbas o jugo de limón, o incluso no añadir nada extra a nuestros platos y adaptar nuestro paladar al verdadero sabor de los alimentos.

Nunca bebemos suficiente agua

No beber el agua necesaria para estar bien hidratado es otro de los hábitos que nos hacen difícil perder peso.

Si bien es cierto que el agua no es una de ls bebidas más atractivas, es sin duda la única que realmente necesitamos y de la que no podemos prescindir.

Además de se fundamental para un metabolismo sano, el agua nos ayuda a mantener una piel suave y tersa, ayuda a recuperarnos de los esfuerzos deportivos y de la fatiga .

Debemos beber por lo menos de 1.5 a 2 litros de agua al día, más lo que perdamos por el sudor si hacemos ejercicio o hace mucho calor.

No planificar las comidas

Si no tenemos bien claro que vamos a comer todos los días, comeremos cualquier cosa, lo primero que encontremos.

Por eso necesitamos planear que vamos a comer todos los días de la semana y tener en nuestra despensa lo necesario para elaborar esos platos.

Para eliminar este, uno de los hábitos alimenticios que hace que comamos mal y ganemos peso debemos tener en nuestras despensa los suficientes elementos para elaborar fácilmente comida rápida saludable.

Para ello necesitaremos: granos enteros, frijoles, salsa de tomate en frasco (sin azúcar añadido), verduras congeladas, huevos, yogur, cereales ricos en fibra, frutas y pechugas de pollo.

Comer mientras hacemos otra cosa

Este es uno de los hábitos que parece más inofensivo, pero por el contrario, si no somos conscientes de lo que comemos, seguramente tenderemos a los excesos.

Si vamos a comer mientras vemos la televisión por ejemplo, para evitar estos excesos que nos mantienen gordo es mejor que elijamos unos aperitivos saludables que incluyan alguna fuente de proteínas para llegar pronto al punto de sentirnos satisfechos.

Alimentos como el yogur griego y bayas, galletas de trigo integral con un poco de mantequilla de cacahuete, queso o frutas nos ayudarán a mantener nuestro peso.

Con estos sencillos consejos mejoraremos nuestros hábitos alimenticios para tener una mejor salud además de controlar nuestro peso.

Así que ya lo sabes para perder peso nada mejor que cambiar nuestros malos hábitos.

La Dieta de 3 Semanas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *