Como hacer Dieta Sin Sacrificios

dieta

añadir condimentos a nuestra dieta es una idea deliciosa

Muchas personas ven la dieta como una especie de castigo por no tener el cuerpo perfecto.

Es común que piensen que disfrutar de la comida es de alguna manera malo para ellos, pero esto no podría estar más lejos de la verdad. Una dieta para que funcione tiene que ser atractiva.

Hacer dieta no es sólo dejar de comer o solo consumir alimentos insípidos, casi sin cocinar y sin ningún tipo de aroma.

En realidad hacer dieta trata más sobre como utilizar nuevos alimentos y sabores que sean más saludables y que sienten mejor a nuestro metabolismo para ayudarnos a perder peso.

Si lo vemos desde este punto de vista la dieta no tiene que ser sinónimo de sacrificio, sino de una aventura para descubrir nuevos sabores.

 Trucos para una dieta sin sacrificios

Pon especias en tu dieta

Por ejemplo en muchas dietas se recurre al pescado y al pollo de forma continua por sus cualidades de ser más magros y saludables que otras carnes, sin embargo añadiendo a estos alimentos que ya de por sí son sanos diferentes condimentos podemos descubrir nuevos y deliciosos sabores.

Existen multitud de especias que pueden ayudarte a dar un poco de alegría a tus platos sin añadir calorías a la comida, que además son estimulantes del metabolismo como por ejemplo el jengibre, la canela, la pimienta de cayena o la nuez moscada.

Además de dar sabor a nuestros platos de pollo o pescado estos condimentos podemos utlizarlos para dar nueva vida a nuestras ensaladas.

Añadir más fibra a la dieta

Añadir granos enteros, que son la principal fuente de fibra alimentaria también nos ayuda a variar nuestra dieta al proporcionarnos platos más coloridos y saludables, al tiempo que nos aportan sabores diferentes.

Entre los beneficios de incorporar fibra en nuestra dieta está que requiere más tiempo para masticar obligándonos así a comer más despacio, masticando bien lo que ayuda a la digestión y tiene propiedades saciantes haciendo que nos sintamos satisfechos antes y dejemos de comer en exceso.

No elimines los postres de tu dieta

Para tener éxito con nuestra dieta y no sufrir en el intento un punto importante es disfrutar con la comida, para ello terminar la comida con un delicioso postre nos da la satisfacción necesaria para continuar con nuestro camino a perder peso.

Recuerda que la clave está por un lado en la moderación consumiendo porciones adecuadas y por otro lado evitar el exceso de azúcar.

Es posible encontrar recetas de sabrosos postres que además nos ayudan a adelgazar.

Salsas

Otra forma de mantener el interés de los platos y hacer deliciosa nuestra dieta es la utilización de salsas para condimentar nuestras dietas.

La clave en este caso es utilizar componentes bajos en calorías para la elaboración de las salsas como aceite de oliva y caldos vegetales que son muy bajos en grasa al tiempo que añaden vitaminas a nuestra dieta.

Añade más vegetales a tus platos de dieta

Añadir a nuestra comida sabrosos vegetales como pimientos (de todos los colores, verdes, rojos y amarillos) zanahoria, brócoli da a los platos una apariencia realmente llamativa y diferente, al tiempo que aportan un sabor inigualable y todo lo bueno de las verduras.

Además evitaremos comer patatas fritas, que siempre tienen más grasa y sa

Son el acompañante perfecto para un filete de pollo o pavo a la plancha y si añadimos condimentos y salsa tendremos un plato de dieta más que sabroso.

Como vemos el truco para no sufrir ni hacer sacrificios en nuestra dieta está en hacer acopio de todos los sabrosos recursos que tenemos a nuestra disposición para elaborar platos delicioso y ligeros.

Con algunas de las ideas de este artículo elaborarás platos tan sabrosos que no parecerá que estas haciendo dieta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *