Como perder peso sin hacer dieta

perder peso sin hacer dieta

Cambiando nuestros hábitos podremos perder peso fácilmente sin hacer dieta

Todos soñamos con perder peso fácilmente, sin esfuerzo, sin hacer dieta o ejercicio intenso, pero ¿es esto posible?

La buena noticia es que la respuesta es que sí es posible, perder peso sin hacer dieta, aunque para ello deberemos tener algo de paciencia ya que para conseguir unos resultados permanentes debemos establecer nuestras metas a largo plazo.

Con estos sencillos consejos conseguiremos perder peso de forma sencillas sin hacer dieta con unos simples cambios en nuestros hábitos a la hora de comer.

Veamos algunos de los cambios de estilo de vida que nos pueden ayudara a perder peso sin hacer dieta:

Hay estudios que han demostrado que sólo unos pocos cambios de estilo de vida básicos como el cambio del tamaño de la vajilla , o la iluminación del comedor, pueden ayudar a perder peso sin hacer dieta

  • Cuidado con las luces fluorescentes en el comedor, pues invitan a comer en exceso. No es casualidad que en ciertos establecimientos de comida rápida esta sea la luz que predomina en el local.
  • Comer en la oscuridad, por otro lado, disminuye las inhibiciones, lo que llevó a quedarse más tiempo en la mesa, por lo que terminan comiendo más. Evita las habitaciones oscuras y tratar de comer siempre en un área uniformemente iluminada.
  • El color de las luces importa: Los estudios han encontrado que los energizantes tonos como el rojo y el amarillo puede estimular el apetito, lo cual puede hacer que comamos más rápido y más cantidad. Pero el color azul puede ayudar a mantener a raya comer, los expertos dicen que al instante se calma y retrasa a la gente.
  • Apagar la televisión: Ver la televisión nos hace ganar peso. Algunas investigaciones muestran que la gente come hasta un 50 por ciento más cuando cenan en frente de la TV. La distracción nos impide escuchar a nuestro cuerpo avisarnos de cuando estamos llenos, y así seguimos comiendo.
  • Usar tenedores grandes hace que comamos un 20% menos. Aunque parezca increíble esto es lo que se desprende de un estudio. La causa puede ser que al tomar bocados más grandes nos saciamos antes.
  • Es obvio, pero si nos servimos una ración un poco más pequeña ¡comemos menos!
  • Una vez que nos hayamos servido nuestra ración retirar lo que sobre de la vista. Esto evita los antojos de repetir. Muchas veces la comida nos entra por los ojos.
  • Comer a un ritmo lento, masticando bien la comida nos ayuda a comer menos.
  • Comidas bien condimentadas: Según un estudio canadiense las personas que comenzaron su comida con un aperitivo picante consumen 200 calorías menos. La razón podría ser que los alimentos condimentados nos más satisfechos, evitando la necesidad de picar más tarde.
  • Dormir bien: Una noche de sueño reparador puede ser de gran ayuda a la cintura. Estudios recientes encontraron que las mujeres que dormían cinco horas o menos eran un 32 por ciento más propensas a experimentar un aumento de peso y un 15 por ciento más propensas a ser obesas que aquellas mujeres que dormían un promedio de siete horas.

Bueno en definitiva son pequeños cambios en nuestras costumbres diarias que nos ayudan a comer menos, con lo que perderemos peso y evitaremos volver a ganarlo sin hacer dieta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *