Consejos para no engordar en Navidad

Navidad

Disfrutemos de la Navidad sin ganar peso.
Feliz Navidad!

La Navidad es una época muy bonita para todos, pero si estás intentado perder peso puede ser terrible.

En Navidad tiempo de fiesta y alegría nos saltamos todas la dietas en las comidas en familia, comemos exceso de dulce y acabamos engordando.

Pero es inevitable engordar en Navidad?

En Navidad tenemos días de vacaciones y fiesta con lo que tendemos a comer en exceso, bebemos demasiado alcohol para brindar por el año nuevo, olvidamos hacer nuestros ejercicios y para rematarlo comemos los típicos dulces de Navidad.

Parece que esta Navidad vas a ganar peso, pero no necesariamente, con estos sencillos consejos evitarás acabar el año con unos kilos de más.

Consejos para no engordar en Navidad

Come algo antes de ir de fiesta

Un error común es excederse en las fiestas con deliciosos pasteles, patatas fritas y salsas, y eso antes de empezar la verdadera comida.

Para evitar comer en exceso en las fiestas de Navidad tienes que comer algo para no llegar con hambre.

Un refrigerio unos 60 a 90 minutos antes de salir, con alimentos con fibra como una manzana y queso, galletas integrales o un puñado de frutos secos llenarán nuestro estómago evitando la sensación de hambre

No abandones del todo el ejercicio

Procura encontrar un momento para realizar algo de ejercicio entre tanta fiesta, ver a la familia, y quedar con los amigos del colegio que vuelven por Navidad.

Para moverte un poco puedes tratar de ir andando de compras o pasear con tus amigas mientras charlas de tus cosas.

De esta manera podrás quemar un poco de las calorías extra que vas a consumir.

Come despacio

El estómago tarda entre 15 y 20 minutos en enviar la señal al cerebro para avisar de que ya está lleno. Normalmente en este tiempo es cuando nos pasamos sin darnos cuenta y ya hemos comido en exceso.

En Navidad con todos los dulces y platos sabrosos esto es un gran problema.

Si comes despacio a parte de saborear cada bocado y disfrutar realmente de la comida de Navidad evitarás los atracones y podrás disfrutar de la fiesta con la familia.

Come en pequeñas porciones

¿Quieres probarlo todo? Pues toma un poco de cada y saborearlo.

Sólo porque quieras disfrutar de todos los alimentos que se sirven en la cena de Navidad con tu  familia no significa que tengas que comer una porción completa de cada plato.

Para lograr esto sírvete tú mismo una cantidad moderada y no permitas que nadie más lo haga, pues seguro que te ponen demasiado alimento.

O mejor aún no comas de todo y selecciona lo que más te guste

La próxima vez que estés en una fiesta, prestar atención a la forma de comer de las invitadas delgadas en comparación con las que tienen sobrepeso. En general, las personas delgadas son más selectivos a la hora de elegir lo que van a comer.

Cada vez que te ofrecen algo para comer preguntate: “¿Realmente tengo ganas de comer esto?” A menudo es todo lo que necesitas para mantener el control.

Bebe mucha agua

Asegúrate de tener siempre un vaso de agua en tu mano. De esta forma tus manos y tu boca estarán ocupados evitando que piques demasiado.

Además el agua da sensación de estar lleno y te quita el hambre evitando que comas en exceso

Cuidado al ir de compras

Tener los armarios repletos de cantidades excesivas de alimento para picar como chocolate y caramelos es la receta perfecta para el desastre.

Compra sólo lo que necesita y tratar de evitar los envases grandes de bombones y dulces.

Evita los aperitivos de baja calidad

Los aperitivos de buena calidad son el queso, mariscos, nueces y chocolates que te permiten disfrutar y son saludables, mientras que las galletas baratas, los pasteles y patatas fritas no son tan saludables y tienen más grasas.

Dejarse llevar en alcohol

El alcohol aporta solamente “calorías vacías” y ningún valor nutricional. Cada copa que consumas equivale a una ración de hidratos de carbono.

La Navidad no debe ser visto como una excusa para olvidar tus límites personales con alcohol.

Trata de no beber alcohol algún día de las fiestas y si bebes evita las bebidas que más engordan, como los refrescos, y alcohol  de mucha graduación

Son simplemente unos ejemplos de cómo puedes disfrutar de la Navidad y al mismo tiempo mantener el peso o por lo menos engordar lo más posible.

Seguro que se te ocurren muchas ideas por el estilo para reducir la ingesta excesiva de alimentos y tener una muy feliz y ligera Navidad

La Dieta de 3 Semanas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *