Eliminar el estrés para perder peso

estrés

leer nos ayuda a eliminar el estrés de nuestra vida

Muchas personas sufren un estrés que hace que acaben comiendo en exceso, como si el comer pudiera alejar nuestros problemas

Estas personas que comen por estrés lo hacen de forma inconsciente y acaban ganando peso debido a ese mal hábito.

Si conseguimos cambiar el estrés nuestro comportamiento también cambiará y entonces es cuando empezamos a ver como bajan los kilos en la báscula.

En las situaciones de estrés, muchas personas comen para aliviarlo, lo que, por desgracia, tiene dos consecuencias negativas para nosotros:

Por un lado el efecto tranquilizador de la comida dura tan solo mientras estamos comiendo, es decir cuando damos el último bocado el estrés vuelve a nosotros tan vivo como antes, y

La segunda consecuencia es que además e seguir con nuestros mismos problemas tenemos un exceso de grasa en nuestras cinturas.

Cómo eliminar el estrés

Para evitar el comer demasiado por culpa del estrés y su consiguiente aumento de peso tenemos que buscar herramientas que nos permitan romper el ciclo de angustia emocional que nos lleva al exceso de comida para intentar olvidar nuestros problemas.

Para ello debemos romper los hábitos que nos hacen estar preocupados y prisioneros del estrés.

Para evitar los antojos de comida, especialmente si comemos desbordados por nuestras emociones, nos pueden ayudar los siguientes consejos:

1. Manten un diario con los alimentos que consumes

Después de cada comida, anota lo que comes y cómo se sentías. Este sencillo acto permitirá descubrir los patrones inconscientes de nuestra alimentación. Una vez que reconozcas el patrón ya estás en el camino para empezar a romperlo.

2. Busca actividades “estimulantes”.

¿Comes cuando estás aburrido? Es hora de hacer una nueva lista de actividades en las que pasar el tiempo entretenido.

Existen múltiples actividades económicas y accesibles que nos pueden distraer de la comida. Cosas tales como libros, discos compactos y cintas o DVDs de películas que tenemos pendientes para ver y que nos  proporcionan el apoyo moral que necesitamos para evitar picar por aburrimiento.

3. Busca la ayuda de tus amigos.

Si comemos porque tenemos sentimientos de pesar o por evitar problemas complicados que prevemos en el corto plazo, hablar con nuestros amigos del asunto puede por un lado aliviarnos y distraernos de la comida, y por otro lado un punto de vista diferente puede darnos la solución a nuestros problemas.

4. Crea nuevos hábitos para evitar el estrés

Encuentra un pasatiempo. Cuando estamos absortos en algo que te gusta, nos olvidamos del estrés, de comer, de todos los problemas, especialmente si permanecemos activos.

Aficionarnos con actividades como caminar o andar en bicicleta además de evitar que comamos por estrés nos permite hacer un ejercicio que nos permitirá quemar la grasa en exceso  y nos mantendrá en forma.

5. Busca tus sueños.

Saber hacia donde vamos y avanzar hacia nuestras metas, dar un pequeño paso cada vez nos da confianza y elimina la incertidumbre y el estrés.

Con dar un simple pequeño paso, hacia adelante los sentimientos de autonomía y realización nos proporcionan una satisfacción embriagadora que comienza un ciclo de satisfacción y esto es más satisfactorio que la comida.

En definitiva se trata de distraernos un poco de nuestros problemas y buscar cosas que den sentido a nuestra existencia, de esta manera ya no volveremos a estar preocupados ni seremos más victimas del estrés

La Dieta de 3 Semanas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *