Pérdida de Peso Estratégico

pérdida de peso

debemos buscar una pérdida de peso progresiva

Una de las primeras cosas que necesitamos a la hora de adelgazar es establecer un objetivo de pérdida de peso.

Para la mayoría, esa meta de pérdida de peso será alcanzar el denominado “peso ideal”, es decir el peso que nos correspondería según nuestra edad, sexo y altura.

Muchas personas acumulan en su organismo el daño de soportar un exceso de peso o el de haber intentado anteriormente diferentes técnicas de pérdida de peso como dietas restrictivas o con falta de suficientes nutrientes, debido pérdida de peso demasiado rápida,o por el efecto rebote cuando abandonan una dieta.

Otras están en baja forma a causa de falta de ejercicio.

Por eso a la hora de plantearnos un nuevo intento de pérdida de peso deberemos intentar hacerlo de forma saludable, lo que desde luego implica lograrlo de forma constante en el tiempo para no perjudicar nuestro metabolismo ni dañar nuestra salud con la recuperación del peso anterior.

Por eso una buena forma de alcanzar nuestro peso ideal sería a través de una dieta que nos permita una pérdida de peso constante durante unas 12 semanas, para evitar estancamiento y efectos rebote.

Pérdida de peso estratégica

Para lograr adelgazar necesitamos una estrategia saludable que cuente con estos puntos.

Metas realistas

Debemos escoger una meta de pérdida de realista para perder en estas 8-12 semanas.

Pensando que la tasa de pérdida de peso más razonable y saludable es de 1-2 libras por semana, 30 libras en tres meses es un objetivo realista.

Debemos perseverar hasta llegar a nuestra meta, o durante las 12 semanas,que nos propusimos para nuestra pérdida de peso, lo que ocurra primero, y luego cambiar a una dieta de mantenimiento.

Dieta de mantenimiento

Después de la pérdida de peso inicial, debemos dar a nuestro organismo un respiro, con una dieta de mantenimiento que nos permita recuperarnos del esfuerzo de nuestra dieta y permita al organismo acostumbrarse a el peso que hemos logrado.

Una vez que logramos mantener nuestro nuevo peso durante 8-12 semanas, podemos fijar otra meta de pérdida de peso, y volver al modo de la pérdida de peso.

Al dar a su cuerpo un descanso y volver nuevamente a perder peso empezamos un nuevo ciclo de pérdida de peso en el cual es más fácil y rápido adelgazar.

Efecto rebote

Los estudios dicen que más de la mitad de las personas que se ponen a dieta de pérdida de peso exitosa recuperan el peso una vez abandonan su dieta.

Ahora, al utilizar la técnica de ir logrando una pérdida de peso en etapas, es más fácil obtener resultados permanentes.

Efectos psicológicos de la pérdida de peso

Una ventaja de esta forma de pérdida de peso es que al hacerla por fases es más fácil ir viendo los resultados, lo que evita el bloqueo que sufren muchas personas que no ven el efecto de sus esfuerzos de pérdida de peso y debido a ello terminan abandonando su dieta.

Esta forma de pérdida de peso es compatible con cualquier tipo de dieta a largo plazo, y como hemos visto presenta muchas ventajas, siendo la más importante que nos permite alcanzar nuestro peso ideal de forma saludable y mantenerlo en el largo plazo.

De esta manera logramos acostumbrando al cuerpo a la variación de peso, de manera que no sufre ningún daño en el metabolismo en nuestro intento de pérdida de peso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *