Pierde peso al comer más despacio

comer más despacio

comer más despacio, disfrutando de la comida nos ayuda a perder peso

Seguramente te estarás preguntando como puedes perder peso al comer más despacio.

En este artículo te voy a contar exactamente porqué puedes perder peso al comer más despacio, además de otros muchos beneficios que esta práctica nos aportará tanto para nuestro peso como para nuestra salud en general.

De hecho, este consejo es una de las cosas más sencillas que podemos hacer ahora mismo para iniciar nuestro viaje hacia la pérdida de peso.

Simplemente se trata de eso, comer más despacio

El hambre ocurre en el cerebro

La sensación de hambre sucede en el cerebro, no el estómago. Cuando estamos llenos, el estómago envía una señal al cerebro para que dejemos de comer. Sin embargo, esta señal necesita tiempo ( unos 20 minutos) para llegar al cerebro, y mientras tanto, nosotros seguimos comiendo.

Por eso al comer más despacio, cuando llega la señal al cerebro y dejamos de comer no nos hemos pasado con los alimentos y así es fácil perder peso.

Según diferentes estudios debido a este efecto es normal ingerir de 100 a 200 calorías de más por comida por no haber parado de comer en cuanto estamos llenos.

De esta forma en realidad al comer más despacio damos tiempo al organismo  de procesar las diferentes señales que llegan al cerebro y valorar la cantidad de comida que ingerimos en su valor adecuado.

Al comer más despacio la gente pesa menos según las estadísticas.

En un estudio en los que se evaluó la cantidad de comida en relación a la velocidad con la que comían un grupo de mujeres, demostró claramente el hecho de que comer más despacio estaba relacionado con la cantidad ingerida.

En este estudio, las mujeres se controlaron a dos comidas. En la primera comida, se les dio un gran plato de pasta y dijo que comiesen rápidamente. En la segunda comida, se les dijo que masticaran cada bocado al menos 20 veces.

En la primera comida, comieron un promedio de 646 calorías en 9 minutos.

En la segunda comida, ingirieron 579 calorías en 29 minutos antes de sentirse llenas.

Disfrute de sus comidas

Además de perder peso,  al comer más despacio podremos disfrutar más de la comida, pues al comer menos experimentamos un mayor nivel de satisfacción al tiempo que no nos tenemos que aguantar la terrible sensación de hartazgo que tenemos cuando comemos de más.

Obtener una mejor digestión

Al comer más despacio, nos levantamos de la mesa más ligeros pues también se realiza mejor la digestión.

Esto es debido a que en realidad el proceso de digestión empieza con la masticación de los alimentos.

Al comer más despacio se tiende a masticar más la comida, por lo que llega al estomago en trozos más pequeños y esto supone mucho menos esfuerzo para la digestión.

Por el contrario al comer más deprisa es una apuesta segura a que tendremos una digestión pesada, y por lo tanto estaremos con menos energía para nuestras actividades diarias.

Reducción del estrés

Por último, comer más despacio tiene también efectos positivos en la reducción de nuestro nivel de estrés.

Al comer más despacio podemos hacer que el tiempo de la comida se convierta en un momento de relajación y rejuvenecimiento en lugar de una actividad frenética que es lo que mucha gente hace por costumbre al tener poco tiempo

Además si disfrutamos  de compañía de nuestros amigos o familiares tendemos a comer más despacio, al estar atentos a la conversación, y la comida tiende a ser más tranquila y nos levantamos mucho más relajados de la mesa

Como vemos con este sencillo consejo podemos realmente ver como sin esfuerzo consumimos menos comida y en consecuencia nos es más sencillo mantener nuestro peso e incluso adelgazar al tiempo que ganamos en tranquilidad y tenemos más energía.

El secreto de todo esto y de tener una vida más plena es sencillo: comer más despacio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *