Signos de que te tomas tu dieta demasiado en serio

dieta

Si tu dieta te impide disfrutar con tus amigos, es hora de abandonarla

Mucha gente busca hacer una dieta para perder peso.

Sin embargo algunos se toman demasiado en serio su dieta, y esto puede provocar problemas de salud.


No hay absolutamente nada malo en querer sentirse en forma y saludable para que pueda vivir una larga vida. 

El consumo de alimentos ricos en nutrientes en nuestra dieta es vital para tener la energía y la salud necesaria para nuestras actividades diarias…

….sin embargo, a veces llevamos la dieta demasiado lejos, influidos por las extravagantes promesas de los anuncios en las revistas para perder peso como por ejemplo “Descubre la dieta para perder 7 kilos en 7 días”

Además, el tema de perder peso parece que está de moda, y todo el mundo está preocupado por tener un buen aspecto, hace que los programas de dieta aparezcan por todos lados.

Y la verdad es que no se puede disfrutar de la vida si estamos constantemente preocupados por nuestra dieta

Signos de que te tomas tu dieta demasiado en serio

Aquí hay cinco signos que pueden ayudarle a decidir si necesitas dar un descanso a tu dieta (esto excluye a las personas que están a dieta debido a las condiciones de salud y las recomendaciones del médico):

1. Te pierdes las cosas divertidas de la vida

Mira de forma retrospectiva a los últimos años.

¿Te ves feliz? o tu dieta es la que marca toda tu vida y te quita de hacer las cosas divertidas que hacen que la vida merezca la pena al disfrutar de múltiples experiencias.

Viajar a diferentes países, las fiestas de cumpleaños o las cenas con tus amigos, se convierten en hechos festivos o no los disfrutas porque estás pensando en lo que comes.

Si en todos estos eventos prefieres quedarte en casa en vez de romper con tu dieta, estamos en un caso claro de que te tomas tu dieta más en serio que disfrutar de la vida.

Es momento de replantearte seriamente el papel de tu dieta en tu vida.

2. Siempre estás pensando en la comida

Las dietas a menudo tienen reglas estrictas. Estas reglas que pueden conducir a pensamientos constantes sobre lo que debe y no debe comer.

Disfrutar de la vida en el momento es tan importante, pero no se puede hacer si hay ansiedad constante por lo que vas a comer dentro de un rato.

Si estás sentado en el trabajo abrumado con lo que comiste y cuánto te queda para comer, o tienes  sesatendidos a tus seres queridos porque estás preocupado acerca de como vas a hacer para cumplir ese día con la dieta, esto no pinta bien.

Tómate unos días para ser más consciente de este comportamiento, si es persistente, es posible que desees volver a evaluar las cosas.

3. Sufres el efecto rebote.

Si sigues una dieta para perder peso y logras bajar algo, abandonas pero luego recuperas de nuevo el peso perdido y vuelves a ponerte a dieta, y así de forma indefinida, es momento de parar para solucionar esto.

Estas fluctuaciones de peso pueden dañar el metabolismo y causar estrés severo para el resto de su cuerpo.

Si usted se encuentras  con un rebote cada vez que haces dieta, puede que tu plan para perder peso no sea el mejor para ti.

4. No te encuentras cómodo con tu cuerpo.

Si después de hacer una dieta y de cumplir con tus objetivos de pérdida de peso, sigues sin verte como te gustaría y sientes que tienes que continuar con tus planes de adelgazar, está claro que haces dieta debido a que no te encuentras cómodo con tu dieta.

SI este es el caso no necesitas perder peso sino lograr aumentar la autoestima para aceptarnos como somos.

5. Puedes imaginarte siguiendo esta dieta en los próximos años.

Mire hacia adelante dentro de cinco años.

¿Serás capaz de mantener estos hábitos alimenticios? ¿Es su dieta realista para el resto de tu vida?

Si tus respuestas son no, entonces puede ser hora para descubrir lo que funciona para ti.

No hay ninguna razón por la que tengas que comer de esta manera toda la vida, piensa cual es la razón por la que quisiste ponerte a dieta, y una vez logrados tus objetivos de pérdida de peso es hora de terminar de una vez y para siempre con tu dieta.

La Dieta de 3 Semanas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *